Lunes, 22 Enero 2018 08:33

Sin discapacidad, casos nuevos de lepra en Colima Destacado

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Los casos nuevos de la enfermedad de Hansen o lepra en el estado de Colima, no presentan ninguna discapacidad; entre los pacientes ya diagnosticados, los padecimientos son menores al 5%, presentando algunas incapacidades de leves a moderadas, informa la Secretaría de Salud y Bienestar Social.

 

Asimismo, menos del 5% de los casos de lepra se detectan entre los contactos de pacientes ya declarados con el padecimiento, aun cuando esta enfermedad -que se contagia por gotas pequeñas nasales y orales- se transmite cuando hay un contacto estrecho y prolongado con los pacientes que no han recibido tratamiento.

En el marco del próximo Día Mundial de la Lucha contra la Lepra, la subdirección de Epidemiología, de la dependencia estatal, detalla que las personas que hayan tenido un familiar con este padecimiento deben de estar pendientes de cualquier lesión en la piel, ya sea una mancha o una tumoración, ya que pudieran ser los inicios de esta enfermedad.

En 2017 se realizaron en las unidades de salud del primer nivel de atención (centros de salud), un total de 87 pruebas para la detección del sintomático dermatológico y se diagnosticaron 8 casos nuevos en la entidad.

Al respecto, la Secretaría de Salud señala que la lepra es una enfermedad crónica, cuyo periodo promedio de incubación es de cinco años y los síntomas pueden aparecer en 1 año y tardar hasta 20 años, afectando principalmente a la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias superiores y los ojos.

En este contexto, subraya que cualquier mancha blanca o cobriza que aparezca en la piel puede ser indicativa de la enfermedad, así como zonas de anestesia que el mismo paciente se detecta y que deben ser motivo de acudir a revisión médica, sobre todo  quienes tienen contacto con pacientes, los cuales deben asistir cada año a la unidad de salud para una evaluación visual.

También es indispensable examinar a diario las manos y los pies en busca de signos de traumatismos o lesiones, para lo cual se debe alentar el uso de almohadillas plantares, calzado adecuado (cerrado, de suela dura) y el descanso e inspección de los pies durante las caminatas, así como el cuidado de la piel y su humectación diaria para evitar fisuras y úlceras cutáneas.

De esta manera, Colima está por cumplir uno de los Objetivos del Desarrollo del Milenio y del Programa Nacional de Lepra, en cuanto a que haya cero casos con discapacidad, lo cual sólo se da en los casos diagnosticados.

Visto 182 veces