Luis Donaldo Colosio pide a AMLO Deje en Libertad a Mario Aburto, asesino confeso de su Padre LDC

2611

Luis Donaldo Colosio Riojas ha pedido este lunes la excarcelación de Mario Aburto, el asesino confeso de su padre, el que fuera candidato del PRI a la presidencia en 1994. El único detenido por el magnicidio de Luis Donaldo Colosio lleva 30 años en prisión. Ahora el actual alcalde de Monterrey por Movimiento Ciudadano (MC) y candidato a senador ha solicitado al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, “que ponga carpetazo final a este asunto” con el indulto. Una solicitud que llega mientras la Fiscalía General de la República (FGR) pretende reabrir el caso con la hipótesis de un “segundo tirador” del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN).

Colosio ha sido claro con la petición que ha formulado ante la prensa en Monterrey. “Apelando la compasión del presidente, yo diría que mejor indulte a Mario Aburto. Que ponga carpetazo final a este asunto y permita que tanto mi familia, como México, sanemos”, ha solicitado Colosio.

El candidato de MC a senador por Nuevo León ha cargado contra la justicia mexicana. “Que iniciemos un camino hacia la reconciliación a través del perdón. Pero sobre todo a través del respeto a dejar esto ya en manos de otra justicia. Porque la justicia mexicana quedó a deber en su momento y hoy lo que queremos es darle vuelta a la página”, ha expuesto.

Los mensajes del hijo del que fuera candidato priista llegan después de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos rechazara las declaraciones del abogado y exfuncionario de la entidad Jesús González, que exculpaban a Aburto del asesinato. El magnicidio del aspirante también ha sido relevante este mismo lunes, cuando un juez ha frenado el intento de la FGR por reabrir el caso. Una nueva investigación podría crear turbulencias mediáticas en plena campaña electoral hacia las elecciones más grandes de la historia de México, el próximo 2 de junio.

El asesino recibió el pasado octubre un amparo de un Tribunal Colegiado que invalidaba su sentencia de 45 años. La justicia expuso que Aburto, que asesinó a Luis Donaldo Colosio durante un mitin electoral en Tijuana en 1994, debía haber sido juzgado con base en el Código Penal de Baja California y no por el Federal. El tribunal exigía una nueva condena que nunca llegó. Aburto, si no hay novedades en el caso, saldrá liberado en 2024.

El presidente es el único poder autorizado para conceder el indulto al asesino de Colosio. El único acusado, que tenía 23 años cuando disparó sobre el cuerpo del candidato, fue detenido instantes después del magnicidio y confesó tener un plan premeditado para cometer el crimen contra el priista. Un expediente posterior esclareció que Aburto se desdijo sobre su versión y aseguró que los policías fueron los que lo obligaron a declararse culpable tras ser torturado.