El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, negó que haya expulsado de este partido a la presidenta municipal de Manzanillo, Griselda Martínez y subrayó que esa es una facultad que solo tiene la comisión de honestidad y justicia tras un procedimiento que marcan de manera clara los estatutos.

“Hay instancias del partido, la Comisión de Honestidad y Justicia, que cuando encuentra alguna falta grave a los estatutos del partido puede hacer una expulsión, pero yo, en mi carácter de presidente no tengo ninguna posibilidad de expulsar a nadie”, precisó.

En conferencia de prensa admitió que había mandado llamar a la alcaldesa porteña a platicar porque quería garantizar su participación en el “movimiento”.

“Ese mismo día nos encontramos con una entrevista que de la que no encontramos ninguna explicación por que la da o cuál es el motivo, porque tenía un diálogo con nosotros, hubo gente de Manzanillo que estuvo aquí protestando en diciembre,  establecimos una mesa de diálogo y negociación, siempre estuvimos atendiéndola y pues de repente sale con esta historia de la que no ofrece ninguna prueba y hace acusaciones sin fundamento, francamente  en contra de nuestro movimiento, de la gobernadora, de nuestra candidata a la presidencia, entonces yo creo que no tiene interés en seguir participando”, refirió.

Subrayó que si la alcaldesa de Manzanillo está acusando y no lo hace tampoco de manera formal o ante alguna autoridad, simplemente da una entrevista y no ofrece ninguna prueba .

Mencionó que ya había quejas contra ella ante la comisión de honestidad y aclaró que la comisión actúa de manera autónoma e independiente.  “Yo no tengo ningún tipo de intervención, no sé qué decida la comisión pero a mí me parece que evidentemente ella no quiere participar dentro de Morena”, dijo.