fbpx
miércoles, julio 17, 2024
InicioNoticiasActualidadLixiviados del relleno sanitario de Manzanillo contaminan laguna de Tapeixtles

Lixiviados del relleno sanitario de Manzanillo contaminan laguna de Tapeixtles

- Ads -spot_img

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) determinó que no son aceites de motor lo que se descargaban en la laguna de Tapeixtles, provenientes de los patios contenedores, sino lixiviados del relleno sanitario de Manzanillo, Colima, así lo informó la dependencia en un boletín de prensa.
Por tanto, esta Procuraduría levantó Acta Circunstanciada de Hechos y al no ser de su competencia el asunto, turnó el mismo al H. Ayuntamiento de Manzanillo para su atención correspondiente, al cual le dará seguimiento para que dicha Comuna realice los trabajos de control de lixiviados que permitan solucionar el problema de contaminación.
A este respecto, la PROFEPA recomendó al Ayuntamiento de Manzanillo construir junto al dren natural que conduce los lixiviados pendiente abajo del relleno, un cárcamo y/o represa para retener los mismos, así como aplicarles cal y tricloro con el fin de neutralizarlos.
Para lo anterior, son necesarias las autorizaciones de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) y de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).
Personal de la PROFEPA realizó un recorrido por el sitio en el que presuntamente había un vertedero de aceite de motor que, mediante un dren pluvial, se descargaba en la laguna de Tapeixtles, ubicado al lado este del puente vehicular de la carretera Manzanillo-Minatitlán, a la entrada de esta ciudad y puerto.
En el sitio se observó un área tipo registro de 3 x 3 metros de concreto donde desembocaba una alcantarilla de 1.80 metros con un tubo de concreto de 1 metro de diámetro, donde salía de la primera agua limpia, mientras que del segundo un flujo de líquido constante de aproximadamente 4 pulgadas, con apariencia espumosa, color café marrón, con olor fuerte y desagradable.
Asimismo, en el lugar no se observaron manchas aceitosas ni iridiscencia, y por las características observadas del líquido, se desprende que son aguas residuales (lixiviados).
Durante la investigación se visitaron algunas empresas que están asentadas por el sitio, verificándose que el agua turbia de color café marrón no proviene de éstas, ya que el ducto es de aguas pluviales y pasa por debajo de dichas instalaciones, por lo que al seguir la ruta llega hasta el relleno sanitario.
Ya en dichas instalaciones, los inspectores observaron que los lixiviados provienen de las lagunas de oxidación que se tienen para almacenarlos, las cuales están llenas y, por tanto, se están desbordando, vertiéndose las aguas residuales al arroyo localizado al lado noroeste del relleno y que llega hasta las citadas alcantarillas.
Cabe señalar que en el relleno sanitario se detectó que los residuos sólidos urbanos asentados cerca de las lagunas de oxidación no están cubiertos con plásticos o geomembranas, por lo que los olores desprendidos son fuertes.
La PROFEPA reitera el compromiso de atender, en el ámbito de su responsabilidad, las denuncias ciudadanas, o en su defecto canalizarlas a las instancias competentes.

Most Popular

Recent Comments

error: Content is protected !!